19/6/08

¿Cree usted en Dios?

Por Carl Sagan

Como la palabra “Dios” significa cosas distintas para las distintas personas, normalmente respondo preguntando qué entiende mi interlocutor por “Dios”. Sorprendentemente, la respuesta es a veces enigmática o inesperada: “¡Oh! Ya sabe usted, Dios. Todo el mundo sabe quién es Dios”, o bien, “Pues un tipo de fuerza superior a nosotros y que existe en todos los puntos del universo”. Hay muchas fuerzas de ese tipo. Una de ellas se llama gravedad, pero no es frecuente identificarla con Dios. Y no todo el mundo sabe a lo que se hace referencia al decir Dios. El concepto cubre una amplia gama de ideas. Alguna gente piensa en Dios en forma de un hombre de piel blanca, de grandes dimensiones, con una larga barba blanca, sentado en un trono en algún lugar ahí arriba, en el cielo, llevando afanosamente la cuenta de la muerte de cada gorrión. Otros –por ejemplo, Baruch Spinoza y Albert Einstein- consideraban que Dios es básicamente la suma total de las leyes físicas que describen el universo. No sé de ningún indicio de peso a favor de los patriarcas antropomórficos capaces de controlar el destino humano desde algún lugar privilegiado oculto en el cielo, pero sería estúpido negar la existencia de las leyes físicas. Creer o no en Dios despende mucho de lo que se entiende por Dios.

Fuente: Sagan, El cerebro de Broca, Crítica, España, 1994.

No hay comentarios: