17/11/08

Despedida

Por Pichón

El 17 de noviembre de 2007 publiqué la primera entrada de Pichón y Maestros. Hoy publico la entrada número 235; la despedida.

(Digamos –quizá esto debí hacerlo hace un año– que maestro es aquel cuya palabra, como diría Onetti, supera al silencio. Por supuesto, en este sitio no están todos los que son. (Y no estoy seguro de si son todos los que están.) Pichón, en cambio, ni atrincherado en el anonimato puede superarlo.)

Las entradas acaban; el sitio seguirá estando.

Continúan también mis ganas de escribir. Escribiendo desvanezco certezas, sopeso saberes y quereres, evalúo lecturas.

Gracias a quienes vinieron, leyeron y no volvieron; gracias a quienes vinieron, vinieron, vinieron… hasta malacostumbrarse; gracias a quienes dejaron un comentario o enviaron un correo; gracias a quienes vendrán.

Antes del adiós quiero referirme a mi afirmación de hace casi siete meses: que McCain sería presidente. Estaba absolutamente seguro y creo que aquella entrada todavía tiene palabras válidas.

Me voy con otro pronóstico: llegará el día en que pueda decir, en que todos podamos decir, “somos dignos”. Estoy absolutamente seguro.

sasgnc@hotmail.com

No hay comentarios: