23/5/08

¿La historia se repite?

Por Pichón

A los hombres los castraron, a las mujeres las violaron, los niños sufrieron las tormentas de ambos sexos, a todos les sacaron los ojos, les cortaron la lengua para que no siguieran pronunciando herejías, y al final los quemaron vivos.[1]

Este indignante párrafo muestra lo asquerosa que es, a veces, la realidad. Las víctimas fueron, cuando no, gente solidaria con los pobres: los Cátaros. El criminal fue, cuando no, un imperio: Roma. Sucedió en el siglo XIII, en Languedoc.

¿Sucedió?

¿O sucede?

Rosa tenía los senos cortados. Después le abrieron el pecho y le arrancaron el corazón. El hombre tenía los brazos rotos, los testículos cortados y los ojos arrancados. A los dos les habían degollado y les habían sacado la lengua por la hendidura.[2]

Son palabras de un superviviente. Las víctimas fueron, cuando no, gente cometiendo el delito de cambiar la realidad. El criminal fue, cuando no, un imperio: Estados Unidos. Sucedió en el siglo XX, en Nicaragua.

Notas
[1] http://www.explored.com.ec/infodat/textofinal.asp?numero=266867&texto=ramiro%20d
[2] Chomsky, Noam, La quinta libertad, Crítica, Barcelona, 1988.

No hay comentarios: