24/12/07

Madre Teresa

Por Ramiro Díez

Un año antes de morir, la Madre Teresa debía haber dictado una conferencia en Nueva York a un grupo de millonarios norteamericanos.

Los poderosos hombres de negocios suponían que aquella anciana pediría dinero para sus obras de caridad. Pero antes de la conferencia, al verlos tan tensos y ausentes, vociferando por celular, comentando solo de millones y negocios, la viejecita tuvo la idea clara. Entonces les dijo:

“Yo pensaba que los más miserables e infelices de todos los seres humanos eran los enfermos de los hospitales de Calcuta, donde están los más pobres de la pobre India. Vengo a este lujoso lugar y encuentro refinados trajes, costosas joyas... Ustedes, que respiran soberbia y que todo lo tienen, están esperando a que yo guarde silencio y me marche para correr a sus oficinas y a sus celulares para seguir ganando dinero. Ustedes son los más infelices y miserables de la Tierra, más que los leprosos de Calcuta...” Y sin pronunciar una palabra, con su paso frágil, haciendo una discreta reverencia y sin abandonar su sonrisa, salió del recinto.

Una dama con esa fuerza es la que hace falta en todas partes

Fuente: http://www.explored.com.ec/infodat/textofinal.asp?numero=127948&texto=hace%20falta%20en%20todas

No hay comentarios: